“Yo no sé mucho de…”

Aquella frase mejor redactada como “Yo no sé mucho acerca de …” y que refiere a conocer poco acerca de determinado tema o muchos temas, es muchas veces expresada por quien ignora totalmente un tema, o su investigación es mínima al punto de significar altísimos riesgos si es que se confía en ese conocimiento.

Más claro. Las decisiones son acerca de determinados temas (principalmente) y las deben tomar quiénes conocen esas áreas por experiencia y formación.

Es mayor falta contra la humanidad desperdiciar, ejecutar mal, no valorar los esfuerzos reales… que ignorar o dejar de lado en esas circunstancias a estos interlocutores que no saben.

 

Atentamente, alguien que en general es un ignorante

Socialmente egoísta. El egoísta en familia

En algunas ocasiones he pensado que algunas personas tienen hijos impulsados por perpetuarse, o por darse una oportunidad más… digamos que de todas maneras algo de amor o de biología pueda haber, pero en buena proporción en esos casos hay presencia de ese egoísmo.

Egoísmo que se identifica en las parejas solteras, al no poder dedicar el matrimonio a su novia/novio, o parejas sin hijos… quienes optimizan su inversión en estar más sanos, aprender más, incluso cambiar de pareja.

Bueno, en el matrimonio tradicional también hay este egoísmo. Un intento de definición lo vi, realmente no esperaba que se diera allí, en facebook… sí

lamentablemente existen seres socialmente egoístas a quienes solo le interesa su familia, sus amigos y uno mismo

 

“socialmente egoístas” sigue siendo inexacto, tal vez “egoístas de núcleo comunitario mínimo” o trabajar el concepto con definiciones de “familia nuclear”, conveniencia de entorno cercano, extensión social mínima insuficiente… bueno, por allí podría estar ello que sin dudas es negativo.

Ejemplo claro son quiénes creen que se hace bien en pagar mucho mucho dinero en la educación de los hijos propios, muy por encima del promedio de la sociedad, o al menos sin permitir el conocimiento y reconocimiento de otras circunstancias, tan distintas pero en esta misma y única realidad. Solo acrecentan la brecha social, producirán insatisfacción, incomprensión, prepotencia. Personas salidas de una realidad por mejorar. Personas que dejan de compartir su conocimiento y su ayuda, a la sociedad y se enfocan a los metros cuadrados de su “hogar”. #hastalashuevas

 

Un punto a parte, es considerar provechosa la investigación social y tal vez genética para determinar el gen que genera el egoísmo (y de paso la violencia). Genial sería retirarlo del ser humano, o poder encontrarle tratamiento sencillo y aplicarlo de manera generalizada. Paso maravilloso a un mejor mañana.

 

¿Qué opinas?