Crece la diferencia entre ricos y pobres

Es un problema que para algunos suele pasar inadvertido. Como una terrible enfermedad presenta síntomas cuando hay crisis, cuando el problema está avanzado. De la historia y el diálogo podemos aprender a reconocer y solucionar esta desgracia (¿qué otro calificativo podría recibir este problema, la desigualdad extrema?).

 

Robert Skidelsky – Miembro de la Cámara de los Lores británica y profesor emérito en Economía Política de la Universidad de Warwick.

Para el Project Syndicate

 

Robert Skidelsky - Project Syndicate
Robert Skidelsky – Project Syndicate

 

La concentración de la riqueza es extrema y abusiva
La concentración de la riqueza es extrema y abusiva

 

La concentración en el crecimiento económico es una forma ineficiente de aumentar la prosperidad general -Robert Skidelsky
“La concentración en el crecimiento económico es una forma ineficiente de aumentar la prosperidad general” -Robert Skidelsky

 

Aquí el tema es la desigualdad y sobre todo cuando es grande y está en aumento.

Entendamos esa diferencia desproporcionada entre la mayor riqueza y la extrema pobreza. Pero también entre un sueldo bastante alto y el promedio salarial dentro de un contexto laboral.

 

La actitud en el efervescente capitalismo era de dejar que el rico se haga más rico, esa era la luz y visión de una nueva economía. Parecía a ojos de algunos que ese enriquecimiento terminaría beneficiando por desborde a las mayorías. No hubo esfuerzos en pensar ni trabajar por una distribución justa de los beneficios.

 

En 1970, el gerente de una empresa en Estados Unidos percibía ya unas 30 veces lo que ganaba un empleado en promedio. En la actualidad esta desproporción está en el orden de las 263 veces. En Inglaterra el salto fue de 47 a 81 veces.

 

En una visión más general se afirma que el 20% más rico crece 5 veces más rápido que el 20% más pobre. Es una carrera que no converge.

 

Valores que corresponden al promedio (media) y mediana son estúpidamente distantes. Al parecer ya no son las cabezas mismas las que se han creído el cuento de agregar mucho más valor sino que este mito a pasado a formar parte del dogma organizacional.

 

Una escala más aceptada es la que presenta una base salarial que se incrementa hasta 5 veces o 10 (cuando ya empieza a rechinar).

 

Esta irracionalidad y falta de sentido conduce a que el crecimiento de una economía deba alcanzar los 3 puntos porcentuales para lograr un alza de 1% general. Los mayores  beneficiados también son los primeros en ganar hasta que se da paso a los menos favorecidos.

 

 

Subrayo

 

  • La única forma de lograr que la riqueza se reparta más rápido es mediante una reducción adicional de los impuestos marginales o, alternativamente, mejorando el “capital humano” de los pobres, de modo que valgan más a los ojos de sus empleadores.

 

  • Tampoco es seguro que el capital humano de la mayoría pueda aumentarse más rápido que el de la minoría, que obtiene todas las ventajas educativas que se derivan de una mayor riqueza, mejores condiciones familiares y más contactos.

 

 

 

Artículo original: “The Bad Society” en Project Syndicate

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s