De los carritos a control remoto al Re-Volt

Hola:

Hoy les voy a contar sobre los carritos a control remoto y el videojuego Re-Volt.

De niños hemos tenido carritos que controlábamos con las manos pero eran luego los carritos a pilas los que escapaban de nuestro control y nos daban un espectáculo fuera del manual de especificaciones del juguete. Ya algo más grandecitos algunos tuvimos y otros siguieron soñando con el carrito a control remoto. Era estupendo, entre sus aplicaciones más bonitas tenía la de atropellar a nuestros amigos y parientes. Recuerdo que en un centro comercial de Larco vi un precioso overcraft amarillo fosforescente que para mi cumpleaños o navidad pude gozar gracias al cariño efectivo de uno de mis tíos. En la sala de mi casa, sobre el parquet encerado este vehículo era el amo y señor, y según el manual el show mayor era verlo en el agua, saltando y salpicando a todos. Esto último no lo pude concretar porque no lo llevé a la playa y no tenía aún la pequeña piscina armable. Pero definitivamente recuerdo la textura de su chasís y su flotador, el olor de su material y sus baterías… y la fatídica experiencia de su deceso. Primero fue la antena del control remoto y luego el set de baterías. Se acabó la alegría para siempre.

Luego podría haber comprado otro pero veía los altos costos, siempre había algunos más sorprendentes, y la cosa sería comprar uno de los que vuelan. El Blackhawk, el Apache… que son de los “elitóteros” o los F-16, F-22… que son de los “avuncitos”. Ya si uno era un maldito podria tener el F-117 Nighthawk Stealth Fighter Aircraft que es la madre total. Mmm pero allí quedé resignado… frente a la tv ( léase youtube ) viendo las carreras de MiniNascar o a mi vecino que tiene unos Mini Minor ( como el Morris de Mr. Bean ) que fácilmente pueden entrar en la categoría de los carritos.

Algo de googleada y youtubeada y click… di con revolt. Directo al emule y el bondadoso instalador que por pocos megas me daría la ilusión virtual del RC. Es como el webcam sex. Casi. Ya no sería mi primera vez pero sí en la modalidad de los chicos de ahora… puro internet, la cosa fría, realidad virtual, la realidad que no es real. Pero que cosota! Lo gocé al 100%. Varios carritos, varias pistas, arena, calles, juguetes… el plus del videojuego fueron las armas. Se pueden lanzar una diversidad de proyectiles como cohetes (espero implementen la mama rata), globos de agua, bombas y también dejar trampas de chorros de aceite de carro, entre otras muchas otras diversiones (falta también poder darle su chiquita al carrito del ser querido).

No falta un ovni y algunos trucos. Me gustó el truco de revelar autos secretos y poder emplear armas a mi antojo. Los otros trucos matan el juego. Ya queda como tarea para ustedes que revisen el editor de pistas y el modo multiplayer (alguien tiene que hacer la tesis :P). Pa darle una ojeada aquí un video ni oficial ni muy visitado en el youtube pero a en mi opinión es una agradable presentación de Re-Volt.

Bless

Un pensamiento en “De los carritos a control remoto al Re-Volt”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s